Consejos para secar marihuana

Una buena curación es imprescindible, y se desaconseja cualquier método de secado rápido. También desaconsejamos los métodos que se indican en algunas publicaciones ya obsoletas, tales como enterrar la hierba o secarla con cítricos, eso seguro que formará hongos.

Las plantas o las ramas pueden ser colgadas boca abajo si se desea, pero también pueden secarse encima de una bandeja o papel. No se recomienda en ningún caso secar en bolsas de plástico ni en recipientes de este material. No amontonar las colas, o hacerlo lo menos posible, los cogollos se chafan y la hierba tarda más en secarse. Lo importante es que el secado sea hecho en un sitio a la sombra sin ninguna luz directa, que sea ventilado y no muy seco para que el secado no sea muy rápido y la hierba tenga una buena curación.

Si el sitio es muy seco o el secado es rápido, mediante microondas o similar, la hierba quedará muy crujiente y quebradiza y se desmenuzará en polvo, también afectará al sabor y rascará la garganta al fumarla. Si por el contrario el sitio es húmedo o mal ventilado, pueden aparecer hongos que malograrán el producto, huele la hierba periódicamente para detectar si se forman hongos. Si ya se han formado retira las partes más atacadas y airea bien el resto, además de tener un gusto pésimo, pueden malograr el THC e incluso no se puede asegurar su no-toxicidad.

Con la oxidación del secado la resina cobra las propiedades psicotrópicas. El tiempo normal de curación y secado dura entre seis y diez días, según el sitio en el que se realice y el grosor de las colas y cogollos. El sitio ideal seria similar al que se usaría para curar embutidos, o para secar tabaco. La luz solar y las altas temperaturas destruyen gran parte del THC. Sólo se podrá empaquetar cuando esté bien seca.

Si se cierra muy hermética es mejor forrar las paredes del bote con papel para que absorba la poca humedad que se pueda condensar. Los envasados al vacío son efectivos si se quiere guardar por periodos prolongados.

Las diferentes calidades dentro de una misma planta vendrán calificadas de mayor a menor potencia de la siguiente forma: Cola de la punta principal-colas de las ramas principales-cogollos de la zona media de la planta-cocollos de la zona inferior-brotes jóvenes-hojas pequeñas-hojas medianas, y ya como infumables las grandes hojas y los tallos. Los cogollos se unen a la rama por un pequeño tallo, por lo que es fácil separarlos uno a uno con unas tijeras, evitando manipularlos. Se coge la rama y se empiezan a cortar desde abajo, hasta que se llega a la cola, que es mejor dejarla entera y no desmenuzarla en los cogollos que la forman. Los cogollos serán cortados con tijeras y tocándolos lo menos posible, justo en el momento de ser consumido.
Más información en:

Entender la marihuana

"Entender la Marihuana: Reconsiderando la evidencia científica" es una obra novedosa escrita con un estilo atractivo que ofrece una visión equilibrada del uso de la marihuana y del debate médico y político despertado por el uso de esta sustancia.


En esta obra el autor examina y muestra la evidencia científica del impacto biológico, psicológico y sociológico de la marihuana y proporciona una visión equilibrada sobre el debate médico y político despertado por el uso de esta sustancia. ¿Cuáles son los efectos secundarios, para la mente y el cuerpo, de su consumo prolongado?. ¿Cómo afecta la marihuana al estado de ánimo y la memoria?. ¿Son los fumadores de marihuana más propensos a consumir cocaína y heroína que los no fumadores?. ¿Que efecto ha tenido el renacimiento de la marihuana en los últimos años en sus consumidores y en su consumo?.



Se realiza una amplia revisión de la literatura existente sobre la Marihuana que comprende desde los mecanismos biológicos de acción básicos, hasta los prometedores abordajes para la prevención y el tratamiento de los problemas con la marihuana.

El Dr. Earleywine examina la evidencia científica del impacto biológico, psicológico y sociológico de esta sustancia, abordando entre otros temas su uso medicinal, los problemas sociales habitualmente asociados a la marihuana y sus efectos sobre la salud mental y física.

La obra se estructura en 12 capítulos, donde aborda el uso del cáñamo a lo largo de los tiempos en la fabricación de tejidos y papel, se recogen los patrones de uso de la marihuana pasados y presentes, así como los descubrimientos científicos sobre sus efectos en el pensamiento y la memoria. El libro realiza además una clara y breve descripción de la acción farmacológica, el uso medicinal, los efectos y los tipos de tratamientos de los problemas asociados al consumo de la marihuana. Finalmente hará un análisis legal y político del uso y consumo de esta planta. Por último, reflexiona sobre la complejidad y el contexto político de la investigación sobre esta sustancia.

Marihuana en interior

Marihuana en interior: El sencillo arte del cultivo es un manual fantástico para novatos que quieran cultivar marihuana en interior sin tener que convertirse en unos botánicos aficionados. Explica todo el complejo mundo del cultivo en interior de una forma realmente sencilla con multitud de fotos e ilustraciones. Ed Rosenthal guía al lector con paso firme por las diferentes fases del cultivo desde la germinación hasta la cosecha.

Está pensado para ser seguido con pequeños textos y fotografías sin profundizar en temas de gran complejidad, como la preparación de la zona de cultivo, crecimiento vegetativo, floración, plagas, carencias, cosecha.

Este libro se basa en dos dichos: "Una imagen vale más que mil palabras" y "Ver para creer". Está escrito para aquellos que quieren saber cómo cultivar un pequeño jardín, pero no están interesados en convertirse en botánicos aficionados.

La mayoría de instalaciones que se presentan en libros y revistas proceden de empresas comerciales. Sin embargo, la mayor parte de la sinsemilla que se consume en los EE.UU. procede de cultivadores aficionados que emplean espacios reducidos en sus propias casas. Este libro echa un vistazo tras las puertas y cortinas de instalaciones particulares para reflejar exactamente cómo se ha hecho. El cultivo de interior no ha sido nunca tan sencillo. Bellas fotos acompañadas de instrucciones muy simples para el cultivo interior, tanto orgánico como hidropónico. Más de 30 años de investigación se condensan en técnicas elementales que ofrecen resultados óptimos.

El gran libro del Cannabis

El gran libro del cannabis: Guía completa de los usos medicinales, comerciales y ambientales de la planta más extraordinaria del mundo
por Rowan Robinson.

Del cáñamo, o Cannabis sativa, se ha dicho que es el mejor aliado que tiene el hombre en el mundo vegetal. Se ha venerado como fuente de iluminación espiritual y sustento de la vida humana. Hasta hace poco, el asombroso pasado del cáñamo estaba prácticamente olvidado.




En un tiempo estuvo en los cimientos de la economía de la civilización y apenas en el siglo XX se volvió ilegal. Pero ha regresado; Europa y Canadá ya han levantando la prohibición del cultivar cáñamo industrial y lo han introducido al mercado en un asombroso despliegue de productos: desde jeans hasta playeras, bálsamo labial, papel no hecho de árbol, tablas de fibra y aislantes. Con la nueva tecnología, se puede hacer de cáñamo todo lo que se fabrica con petróleo, incluyendo pintura, plásticos y energía de biomasa.

En esta guía amplia e ilustrada, Rowan Robinson muestra la historia oculta del cáñamo: examina su rol como primer cultivo de fibra, su papel en el hinduismo y en otras religiones, y su función como catalizador de la revolución cultural de los años 60. Robinson también expone los prejuicios que desencadenó y la histeria que ha venido provocando la mariguana durante los últimos 50 años.

Robinson cita los estudios contemporáneos y la sabiduría antigua, y efectúa un amplio análisis de los usos alimenticios y medicinales del cáñamo, y su sorprendente potencial para resolver algunos de los más perturbadores problemas ambientales del mundo, como la erosión y la contaminación del suelo, o la deforestación. El gran libro del cannabis es una guía completa de la planta más extraordinaria del mundo.

Adolescentes y la problemática de las drogas

Según la autora, Raquel Fernández de Cattaneo, muchos son los factores que influyen en cuanto a la decisión de un adolescente sobre el ingerir o no una droga. Existe una gama tan impresionante de motivos o excusas que usan los adolescentes en edad escolar de nivel medio superior que seria imposible determinar un solo tratamiento para evitatlo.

Tal vez la mejor manera de prevenir la drogadicción en los adolescentes sería el de representar escenas comunes a las que se enfrentan los adolescentes donde se les es ofrecido el consumir drogas o donde han sentido la curiosidad por probarlas.

El libro ofrece un análisis científico sobre los factores sociales, familiares e individuales que llevan a los adolescentes al consumo de sustancias. Pasando por diferentes teorías científicas, avaladas por un extenso trabajo de campo y varios estudios científicos, con datos y gráficas de laboratorio.

La droga juvenil para padres, educadores e hijos

Este manual para educadores y padres, escrito por Antonio Carlos Hualde y su equipo, nos mostrará una panorámica sobre cómo el consumo de drogas se ha venido incrementando de manera alarmante en los últimos años, y lo que es peor, la edad de inicio es cada vez más temprana. El relato hace un llamado a la sociedad adulta para recordarles su obligación y responsabilidad por el bienestar de la población infantil y juvenil. Todo esto conduce a preguntarse qué se está haciendo y qué se debe hacer como padres, educadores y ciudadanos para evitar que esta población, cada vez más joven, comience el consumo de sustancias psicoactivas.

La prevención del consumo, el abuso y la dependencia de sustancias psicoactivas es, hoy en día, un conjunto de conocimientos y procedimientos avalados científicamente, pero tal vez no trasmitidos adecuadamente por los expertos en el tema a los actores principales, padres y maestros para que la lleven a cabo.

Se ha insistido en el papel preponderante que ejercen los padres como protectores de los hijos frente a las drogas, se les suele culpar de muchos, sino de todos, los trastornos a este nivel, pero a los padres no se les educa, y ser padres es un tarea ardua que requiere no sólo querer sino también formación. No se puede pretender que sean formadores quienes no son formados.